En el momento que surge un conflicto, generalmente se tiende a pensar que este se tiene que resolver vía judicial. Pero actualmente, a causa de la pandemia, los tribunales se encuentran cada vez más saturados y es complicado encontrar soluciones rápidas. Es por este motivo que se ha puesto de manifiesto una vía de resolución extrajudicial de conflictos: El derecho colaborativo.

El Derecho colaborativo es una vía en la busca del conflicto donde ambas partes ganan. Escogiendo este camino, las abogadas de ambas partes intervienen al conflicto orientando, asesorando y apoyando a sus clientes. Además, podrán asistirse de terceras personas (neutrales).

Sin embargo, no podemos olvidar que la abogada tiene que tener una sólida preparación. A Castell Martinez estamos formándonos constantemente y es por eso que todas las abogadas contamos con formación en derecho colaborativo, expedido por la Asociación Catalana de Derecho Colaborativo.

 

 

 

Nuevos retos por las abogadas

Las abogadas deben de interiorizar una mentalidad colaborativa y se encuentran con problemas que no están previstos a los códigos legislativos, puesto que deben de conseguir para su cliente los mejores resultados en el ámbito legal y también emocionalmente.

La letrada tiene que formarse para ser una experta en negociación estructurada, tiene que tener la capacidad de afrontar una negociación técnica y eficaz y tiene que aprender a colaborar, en primer lugar, con el cliente al cual tiene que asistir. La negociación tiene que ir enfocada no solo a resolver unos determinados problemas actuales, sino también a prevenir y conseguir acuerdos eficientes y que dejan las puertas abiertas a la solución de las futuras crisis que puedan surgir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.